Deseo ser por lo menos un error en tu vida

miércoles, 13 de abril de 2011

Capitulo 3 / Peligro.

Emprendimos el viaje, de repente alce la cabeza al cielo y vi varias nubes negras como el azabache que anunciaban una terrible tormenta:
-Tomy ¿Has visto aquellas nubes?-le pregunte.
-Si, se acerca una fuerte tormenta, nos tenemos que dar prisa y llegar lo antes posible al refugio, si no nos pillara de camino y será muchísimo peor.-dijo Tomy comenzando de nuevo a andar.
-¡Tomy espérame!
Una hora, dos horas, tres horas, cuatro horas…. Las horas pasaban rápidas pero lentas a la vez, a Tomy se le veía cada vez más cansado y Rufus no paraba de cantar una cancioncita, que como ya nos había dicho se la enseño su abuelo:
-¡Hay esta el refugio!-Grito Rufus.
-¡Vamos, deprisa!
Corrimos, saltamos y por fin llegamos al refugio abrimos la puerta sigilosamente y entramos; el refugio más bien era una casona enorme, sus paredes estaban pintadas de color crema tirando mas para blanco. El suelo lo cubría una losa granate, con varios rasguños por el paso del tiempo. Subí las enormes escaleras contándolas de una en una, una, dos, tres,cuatro,cinco,seis,siete,ocho,nueve,diez,once,doce,trece,catorce,quince,dieciséis y diecisiete, buf menudo agotamiento.
Desde arriba se veía a Tomy todavía en la entrada, Rufus en cambio estaba jugando con una pelotita que había encontrado.
-¿Estrellita donde andas?-grito Tomy
-Tomatito, estoy aquí arriba.- le dije saludándole con la mano desde la barandilla.
-Ponte un vestido que hay en el armario, vamos a bajar al pueblo más cercano y es mejor que nos pongamos las vestimentas tradicionales de este poblado.- me dije serio y firme.
-Voy.
Entre en la habitación no me fije en mucho, fui hacia el armario rápidamente y sin pensármelo dos  veces abrí sus puertas. Saque de dentro un precioso vestido azul oscuro y unos zapatos de tacón del mismo color, me los puse en un abrir y cerrar de ojos, fui hacia el tocador y busque en un pequeño cajón que sobresalía unas brillantes perlas que me puse enroscadas en mi rizado pelo negro, recogido en un moño-coleta.
Me dispuse a bajar por las escaleras pero en el primer escalón tropecé y me di de bruces contra la pared. Recobre mi compostura y baje el segundo mientras decía:
-Tommy, estoy lista.-
Tomy se acerco hasta las escaleras y con un silbido me dijo:
-Uauhh estrellita estas alucinantemente preciosa.-dijo galante.
-Gracias tomatito.- le fije ruborizándome.
-Como un tomate jaja-dijo carcajeándose.
-¿Qué dices?-le conteste nerviosa.
-Que te has puesto como un tomate tía jaja.
-¡Cállate! Jaja tu también estas muy guapo tomatito- me burle.
-Jeje gracias mujer no es para tanto- me dijo poniéndose rojo.
-¿Ahora quien es el tomate aquí? Jaja.
-Shh a callar guapita jaja- sonrió.
Rufus nos abrió la puerta amablemente, salimos de la casa y Tomy me dijo que ya era hora de hacer algo de magia, chasqueo los dedos y apareció su varita y con un simple: ``por el poder de la bruja Staraja Riba quiero que aparezcan ante mí unos skates turbo propulsados´´ aparecieron unos magníficos skates o mejor dicho un magnifico skate:
-¡Maldita magia! Solo tenemos uno así que nos las tendremos que arreglar como podamos. ¿Quién conduce tú o yo?- pregunto.
-Conduce tú mejor.-conteste.
Tomy se monto en el skate y extendió la mano invitándome a subir, subí  y me dijo:
-Agárrate fuerte estrellita.
Obedecí enseguida, pero al agarrarle una potente descarga eléctrica salió de mí mano derecha y luego de la izquierda, el skate salió disparado y Tomy acabo contra unos árboles, fui corriendo, gritando y llorando al mismo tiempo hacia donde estaba el:
-¡Tomy, contesta! ¿Estás bien? ¡Tomy joder no me hagas esto!
-Vanessa, intenta seguir sola, Rufus te ayudara en todo lo que pueda, confía en el, vete a casa y dirígete a donde te dije, buena suerte, toma - dijo chasqueando los dedos con las fuerzas que le quedaban .Me entrego su varita con todo su poder-Con esto podrás con todos los peligros.
-¿Qué coño estás diciendo? Después de todo no me da la gana de dejarte aquí, yo sin ti paso de seguir- dije medio sollozando.
-Tú eres tonta. Sabes que me estoy muriendo y que prefiero morirme para estar con Annika al fin y te quedas ahí plantada, en vede coger mis poderes e irte.
-No te voy a dejar aquí y lo sabes, Annika se fue y no lo puedes remediar pero tu vida sigue y hazme caso no estoy  dispuesta a ver como terminas con ella en estos momentos.
-Pues corre, vete a si no lo contemplaras, no me veras irme. Vete Vanessa, vete de una puta vez.- contesto.
Tomy empezaba a perder todas las fuerzas que le quedaban, estaba mas pálido y muchísimo más desmejorado que hace 5 minutos, se notaba que algo dentro de él se había jodido, gracias a mi descarga eléctrica, es que no, no tenía que haber pensado en eso, si no hubiera pensado en todo lo que Tomy ha sufrido no se hubiera puesto nerviosa y por lo tanto tampoco lo habría herido con sus propias manos… Con las que mato a su familia.
-No pienso perder a nadie mas ¿Lo entiendes? Por la misma razón mate a mi familia y no quiero que pase lo mismo contigo, no lo soportaría, Tomy estas cada vez más débil tienes que regresar conmigo al refugio así que deja que te ayude melón, o si no morirás aquí mismo.-grite.
-¿No lo entiendes? Que es lo que quiero que me quiero morir que quiero estar al lado de Annika que sigo enamorado de ella joder, llevo callándome todo esto mucho tiempo y no veo mejor oportunidad para decirlo que esta, estoy débil, cansado, los parpados me pesan, la descarga a sido muy fuerte, de esta no salgo estrellita y tu mejor que nadie lo sabes; además Rufus y tu correis un gran peligro si os quedais aquí tanto tiempo hasta que me recupere, Eterna vendrá a por vosotros porque sois unos traidores al ayudarme, os matara, asi que haz el favor de coger mis poderes asi seras invencible y podras huir de ella con Rufus, el te enseñara como controlar tus poderes para que puedas regresar a tu mundo - Tomy tose- es mi mejor amigo confió en el - tose nuevamente.
-Tomy sin ti yo me niego a seguir por mucho que digas, y no sigas ablando porque estás perdiendo fuerzas a lo tonto, te vienes ahora mismo conmigo-le agarre fuerte de la mano tirando hacia a mí.
-Estrellita que…
- ¡Que te cayes! Que no te voy a dejar morir coño que si te mueres tu, yo también y hazme caso no estoy por la labor así que apoya tu brazo sobre mis hombros y vámonos.-estaba alterada.
Tomy no se resistió mas, hizo lo que le dije y nos pusimos en camino hacia el refugio que no estaba muy lejos, me dolía todo el cuerpo por el impacto de la caída sobre todo la pierna derecha, tenía varios rasguños en los brazos (os recuerdo que caí en unos setos). Tomy iba apoyado en mi hombro, cada vez se le veía peor,  aligere el paso para llegar antes, ya que Tomy podía morir en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario